Después de un impás de unos meses, Iker Martínez vuelve a tomar el mando del Mapfre y hará la etapa reina de la Volvo Ocean Race, la que partirá el próximo fin de semana desde la localidad neozelandesa de Auckland y que tendrá como final la brasileña de Itajaí.

Martínez durante este invierno se ha concentrado en su preparación olímpica en Nacra participando en dos regatas en Estados Unidos. Ahora vuelve a aparcar la vela ligera para volver a la oceánica con lo que no estará ni en el Sofía ni en Hyères.

Aunque se ha perdido las dos últimas etapas de la vuelta al mundo por escalas, las de Abu Dhabi a Sanya y a Auckland, dejando la vara de mando en manos de su inseparable Xabi Fernández, el contacto entre ambos ha sido casi permanente. Cuando navegan juntos Iker y Xabi son uno y la complicidad máxima entre dos regatista que lo han conseguido casi todo juntos.

Iker reconoce que estuvo tentando en hacer la pasada etapa, pero finalmente, pero finalmente lo valoró y decidió seguir entrenando con el Nacra. Durante todo este tiempo ha podido seguir la regata desde fuera, lo cual permite ver las cosas de otra forma que desde si se hace desde dentro.

Vuelve al equipo después de una victoria de etapa. El listón que deja Xabi como patrón y Rafa Trujillo como uno de los cañas, este último no estará en esta etapa al volver Martínez, es muy alto.

Él manda, él decide.

Fuente: Blog de Jaume Soler